Cae un 8% el precio de la vivienda usada en Sevilla

El metro cuadrado de la vivienda usada en Sevilla se sitúa en 2020 en 1.252 euros, con una variación interanual del -8,21%. Así, el precio de la vivienda de segunda mano en la ciudad rompe con la tendencia al alza de los últimos seis años. Sevilla presenta un descenso más pronunciado que Málaga (-1,44%) y Córdoba (-6,16%), donde los precios también empiezan a bajar después de varios años al alza.

Por su parte, el alquiler medio en la capital andaluza también baja, concretamente un -2,4%, lo que sitúa el metro cuadrado en 9,8 euros. La variación del precio del alquiler en Córdoba es más marcada, un -9,5% (el metro cuadrado está en 7,1 euros), mientras que en Málaga desciende un -3% (y deja el metro cuadrado en 9,3 euros).

PUBLICIDAD

Esta información se desprende del informe Análisis del mercado de la vivienda en Andalucía, un estudio que se elabora con la información de las operaciones de intermediación inmobiliaria y financiera realizadas por las oficinas del Grupo Tecnocasa en la comunidad, donde el grupo cuenta en total con 154 oficinas franquiciadas. El estudio ha sido presentado esta mañana en rueda de prensa online.

A este respecto, el director de Análisis del Grupo Tecnocasa, Lázaro Cubero, ha presentado otros datos interesantes. Así, por ejemplo, ha detallado que «el mayor volumen de pisos vendidos en Sevilla está en la franja de 75.000 a 150.000 euros», con un 48,5% del total de transacciones realizadas en la ciudad durante este año 2020. La vivienda tipo vendida tiene las siguientes características: es una piso de entre 60 y 80 metros cuadrados (45%), no cuenta con ascensor (59,5%), dispone de 3 dormitorios (70,4%) y la finca tiene una antigüedad media de entre 40 y 60 años (71,5%). Por su parte, el comprador de vivienda en la ciudad necesita en un 74,8% de los casos de ayuda financiera (hipoteca) para adquirir una vivienda.

Impacto del Covid-19 en el mercado

Si analizamos la demanda de vivienda existente vemos que, a raíz del confinamiento por la pandemia de Covid-19, los nuevos compradores incorporan como requisito básico el hecho de que la vivienda disponga de balcón o terraza. Según Lázaro Cubero, «este requisito ha crecido a raíz del confinamiento, con un importante número de potenciales compradores que piden que el inmueble cuente con balcón o terraza. Eso sí, siempre en la misma zona donde ya residen». Cubero también ha destacado que el número de personas interesadas en comprar en la ciudad, y con ello el número de solicitudes de compra y el número de visitas a inmuebles se ha recuperado y alcanza ya niveles similares previos a la pandemia.

En 2020, la cifra de inversores, aquellas personas que compran una vivienda para ponerla en el mercado del alquiler, se sitúa en la ciudad de Sevilla en el 25,4%, por encima de la media nacional (25,1%) de este año 2020. No obstante, considera que «los precios actuales, así como la buena oferta disponible hacen que Sevilla sea atractiva para la compra», tras añadir que «es importante buscar bien entre toda la oferta existente y seleccionar aquellas viviendas que están a precio real del mercado actual, pues muchos vendedores particulares sobrevaloran sus inmuebles en los portales inmobiliarios, un 16% en concreto en la ciudad de Sevilla, incorporando al precio actual expectativas futuras o sin tener en cuenta el efecto de la Covid-19 en el mercado inmobiliario». La sobrevaloración sitúa al inmueble lejos de la realidad actual y de las recomendaciones de los expertos del sector.

Comprar o alquilar

El estudio también hace hincapié en la «buena rentabilidad bruta del alquiler en la ciudad de Sevilla». Así, Lázaro Cubero destaca que con un inmueble en alquiler en Sevilla se puede obtener una «rentabilidad bruta anual del 9,38%», o lo que es lo mismo, una renta anual de 8.580 euros. Además, destaca que, en la actualidad, en la ciudad de Sevilla es más interesante comprar que alquilar. Así, una persona que cuente con algunos ahorros puede obtener una cuota hipotecaria inferior a un alquiler. A modo de ejemplo, por un inmueble de 91.500 euros, con una hipoteca del 80%, a un interés anual del 2,5% y con un plazo de 25 años, la cuota mensual del préstamo sería de 328 euros, mientras que la renta mensual del alquiler subiría a 715 euros, con una diferencia de 387 al mes.

Fuente: ABC




8 vistas0 comentarios